Desde la Edad Media los vecinos de los pueblos ponían los nombres de las calles según la zona donde estaban, los oficios o las actividades que se hacían en ella, o de los edificios relevantes.

La gente solía mencionar las calles como Calle Larga, Camino de Regla, Plaza de la Iglesia, Calle Cantarería, Banda de la Playa, Calle Cemento, Calle Oscura, etc.

Normalmente casi todas las ciudades y pueblos tienen una calle "Larga", "Real" o "Ancha", que por lo general se trata de la calle más importante. Algunas calles reciben el nombre de las familias o personajes que fundaron la ciudad o de personas dignas o importantes que hicieron algo por el pueblo, artistas, escritores, genios universales, etc.

Cada municipio posee sus propias normas para nombrar las calles, las plazas y las avenidas. En el caso de Chipiona, la Comisión del Callejero propone los nombres tras su estudio y evaluación, y eleva una petición al Pleno del Ayuntamiento, donde se somete a votación y es aprobada.

Los nombres que se evalúan por la Comisión del Callejero son propuestos por los componentes de dicha Comisión, por personas físicas individuales, por organizaciones vecinales, cívicas, culturales o de cualquier otro tipo. En cualquier caso, todos ellos deben justificar debidamente las razones de su solicitud.

Cuando se le impone a una de nuestras calles el nombre de un chipionero, surge enseguida la polémica entre los ciudadanos de Chipiona sobre si se lo merece o no, si está bien puesto o no.

Por supuesto, que cuando se concede una distinción de este tipo, hay que tener cuidado con la altura que se pone al listón para otorgarlo y de ese modo se evitarían las críticas hacia las personas elegidas. Sin embargo, no ocurre igual, y se queda todo el mundo tan tranquilo, ya que en estos casos no existe agravio comparativo, cuando se le impone a una calle el nombre de un pájaro, el de una flor, el nombre de un planeta o el de alguna figura de renombre, bien sea literaria, histórica, etc.

De las aproximadamente quinientas calles que componen el callejero de Chipiona, a lo largo de los tiempos, pocas personas de Chipiona fueron lo suficientemente merecedoras para que las distintas Corporaciones de nuestro Ayuntamiento decidiesen imponer su nombre a nuestras calles, y de tan pocas sólo cuatro lo fueron antes de la llegada de la democracia en 1979.

© Juan Luis Naval Molero. Artículo completo

¿ Te gusta la historia? Aquí tienes más ??

Nombre: Juan Luis Naval Molero.

Web: https://www.facebook.com/juanluis.navalmolero

Historiador. Hijo Predilecto de Chipiona, Cronista Oficial de la Villa, prolífico conferenciante y gran conocedor de la historia y cultura de Chipiona, es autor entre otros de los libros Corrales de Pesquería, Recopilación de la Obra literaria de José Miranda de Sardi, Chipiona en la Memoria, o el más reciente, Acín Hablamoh, Ortología y léxico del habla chipionera